Encuestas

¿Dónde disfruta más del Chamamé?
1- En los festivales
2- Con los amigos
3- En mi casa
4- Cuando estoy lejos de mi tierra
Entrevista con Coquimarola
Miércoles, 05 de enero de 2005
Entrevista con Coquimarola

Sin dudas lleva sobre sus hombros la herencia cultural y musical de su padre Don Mario del Tránsito Cocomarola reconocido como el “Taita del Chamamé”.
“Esto es importantísimo porque todas las apostillas y entretelones que pueda tener el festival contribuye a que empecemos a cargarnos de emoción para que podamos tener un festival brillante”.
Dentro de la programación Coquimarola estará actuando la noche del sábado a las 3 de la madrugada, seguramente y ojalá que no, cree que será a las 5 de la mañana porque “todo se atrasa... esperemos que la gente venga temprano”. Aunque 21 acá en Corrientes donde oscurece media hora antes los asientos todavía estarán calientes por las altas temperaturas.
Coquimarola no es ni renovador ni vanguardista. Él es hijo de un “pionero del chamamé” se define como “músico que conservan una línea musical que no es copia de nada. Del árbol cocomarolero nosotros tenemos un estilo así como lo tienen Los Barrios, Verón-Palacios una forma de tocar personalizada y después por supuesto esta la creatividad que es tan importante como ser buen músico”.
“A mí me parece”, dice Coquimarola, “que la creatividad y la personalidad influye para que el músico perdure”.
“Las corrientes chamameceras son conocidas: Cocomarola, Ernesto Montiel, Tarrago, Isaco-lo digo con mucho respeto, Pedrito Montenegro, son gente que creó una forma muy particular seguidores de tal o cual línea”.
“Por ahí me hace bien y por ahí me hace mal el hecho de ser ‘el hijo de’ así como el mbaipy... según como te caiga!
“De música ya llevo 43 años porque comencé a los 14 años y medio. Por supuesto siempre con los riesgos que ello implica ser ‘el hijo de’, nunca segunda parte fueron buenas y qué se yo... con todo lo que uno tiene alrededor suyo y que no están mal, las tengo asumidas para que sepas que la se y así seguimos haciendo escuchar nuestra música”.
“Lo importante es el cariño que recibimos de la gente, tanto los que apoyaron a mi padre y los que en su momento lo hicieron conmigo. Sin haberme desprendido de un estilo deje de hacer lo de mi padre”.
“Yo empecé a hacer lo mío pero la gente sabe y para ellos siempre soy ‘el hijo de’ y no es como fulano... pero cada cual se rasca con la uña que tiene” aseguró Coquimarola.
“La música... considero que es un sentimiento y se exterioriza como uno lo siente. El chamamé es una cosa hermosa que pasa por nosotros y le damos a la gente y nos devuelven con cariño, con amor. Conozco mucha gente que a veces dicen este año es el último, ya no trabajo más y no es solo el interpretar una música sino es el cariño de la gente lo que te mueve a tantas cosas inimaginables”.
“¿Sabes lo lindo que es cuando uno lo que tiene adentro del pecho lo saca a través de la música y la gente te percibe y te acepta?”.
Para la noche del sábado Coquimarola estará acompañado por los mismos integrantes de siempre desde hace casi 30 años.
“El último material esta saliendo ‘Te quiero con el alma’ el anterior fue ‘Muchachita sos mi sueño’. Grabé en Buenos Aires, aunque acá se graba muy bien pero lo hicimos en Buenos Aires porque allá nos concentramos un poquito mejor y acá no, porque tenemos otras cosas que hacer y allá estamos sólo para eso”.
“Los temas nuevos y algunas creaciones ya conocidas formaran parte de la actuación del sábado no queremos arriesgarnos en un festival a hacer todo lo nuevo, es irnos para abajo. Como dijo Borges: ‘La comparsita es linda porque es antigua’. Hay que escucharla muchas veces, muchas veces hasta que nos gusta. Lo que pasa es que uno hace música y salvo caso que por ahí un tema rompe los esquemas y son ‘zapallitos’ que uno logra. Yo tuve uno, ‘El Sancosmeño’. Grabé 30 materiales desde el 33 rpm, hasta el CD pero mi discografía no es muy conocida principalmente por los correntinos porque son medio pecho frío”.
“Hay que irse a otro lado para sentir... lo tienen metido en la piel pero hay que hacerle sufrir un poquito para que empiecen a pensar”.
“No es solamente la música, es el mbaypi, la torta frita, nuestros santos, el mate, la siesta, el tereré, el idioma y... ¡tantas cosas que tiene Corrientes! Que la tenemos que extrañar cuando estamos lejos de nuestra provincia para aprender a valorar lo que verdaderamente tenemos”.
Por último Coquimarola habló del trabajo de la Fundación Tránsito Cocomarola en la que “se trabaja desde hace diez años y pico sin fines de lucro, trabajamos para la Dirección del Cultura de la Municipalidad y todos los eventos hacemos para devolverle a la gente todo el cariño que nos da y porque nos gusta. A la gente hay que imponerle cosas a través del sentimiento”.
Existe una Ley desde 1998 que establece la enseñanza del chamamé en las escuelas pero que no se aplica. Para Coquimarola “la implementación de la Ley tiene que ser con cariño, si enseñamos a querer lo que es nuestro no nos va a resultar para nada difícil”.
Ya casi terminando la entrevista Coquimarola se acordó de una de las tantas actividades culturales que realizó durante su adolescencia y nos comentó: “Cuando yo iba a la secundaria hacíamos eventos artísticos intercolegiales por medio de la emoción de poder actuar incentivábamos a la gente porque cada uno tenia su hinchada, así como uno cantaba ‘Forastero’ otro cantaba ‘Merceditas’ pero nada se hacia sin amor”.
Antes de la actuación en el Festival Coquimarola estará actuando en ‘La casa del trovador sauceño Edgar Duarte’ en el ‘Festival del Promesero en honor a Antonio Gil’.



Datos de contacto

www.corrienteschamame.com
San Lorenzo 1788
3400 Corrientes,
(+54) 0379 4425938 / 0379-154803722

corrienteschamame@gmail.com