Encuestas

¿Dónde disfruta más del Chamamé?
1- En los festivales
2- Con los amigos
3- En mi casa
4- Cuando estoy lejos de mi tierra
Reflexiones sobre la autenticidad del chamame
Miércoles, 18 de mayo de 2011
Reflexiones sobre la autenticidad del chamame


Por Prof. Enrique Antonio Piñeyro
Del 5 al 8 de enero del 2006 se realizó la XVI Fiesta Nacional del Chamamé y II Fiesta Nacional del Chamamé del Mercosur, que se lleva a cabo en el Anfiteatro “Mario del Tránsito Cocomarola” y su escenario mayor “Osvaldo Sosa Cordero”, de esta capital, organizado por la Subsecretaría de Cultura de Corrientes y que alcanzó un gran reconocimiento popular .
El programa determinado para estos cuatro días estuvo integrado por los valores artísticos del ámbito chamamecero (Litoral y Nordeste argentino) y de la república hermana del Brasil y Paraguay . Los participantes de diversas localidades del interior de nuestra provincia y del Litoral, denominados “Ganadores Pre-Fiestas”, aportaron la “sangre nueva”, esa generación joven que tiene en sus manos el destino de nuestra música y danza que nos identifica en el país y en todo el mundo .
Observando la nómina de los conjuntos musicales chamameceros que se presentaron en las cuatro jornadas, se puede afirmar que la XVI Fiesta cubrió con amplitud todas las instancias expresivas de notables compositores, en letra y música, como también los reconocidos intérpretes de toda esa rica historia que posee nuestro acervo musical . Los ritmos del Chamamé , el Valseado y el Rasguido Doble, tuvieron sus exponentes interpretativos más relevantes, dando cabida a las creaciones más recientes como la de aquellos que han escrito las páginas más celebradas del cancionero correntino, en sus estilos y modalidades rítmicas y temáticas propias de cada región y que los caracterizan.
Como autor de doce libros que refieren a la historia de la música tradicional de Corrientes, en su génesis , desarrollo y evolución, como así también biografías de numerosos cultores del quehacer chamamecero, deseo aportar unas reflexiones sobre el término “CHAMAME AUTENTICO Y TRADICIONAL”.
Al configurar esta terminología se consigna y presume que existe otro tipo de Chamamé, o dos o más fórmulas para expresar musicalmente el ritmo chamamecero . Por ello afirmo que EL CHAMAME ES SOLO UNO y , al ejecutarlo, cantarlo y bailarlo respetuosamente ya lleva la impronta implícita de su AUTENTICIDAD, rítmica y expresiva .
Se hace necesario señalar, en lo referente a lo TRADICIONAL, que en su GENESIS (Año 1821, encontramos el primer documento histórico donde se menciona al “Chamamé” como danza con zapateo . Es decir hace 185 años.) , en su DESARROLLO (En el año 1926 se registra la primera grabación del “Compuesto Correntino EL KARAU”, con ritmo de Chamamé, en un disco de 78 r.p.m. Es decir hace 80 años), y en su EVOLUCION (Hemos fichado 3749 nombres de músicos, poetas y compositores de música folclórica correntina. Estamos seguros que aun faltan muchos más. Además nos consta que se han realizado más de 10.000 obras compuestas, editadas y estrenadas y unas 20.000 versiones registradas en diversos soportes fonográficos sonoros de chamameceros).
También la TRADICIÓN se halla determinada por su permanencia popular. Además la música correntina tiene un área de dispersión realmente sorprendente . Son testimonio de ello los numerosos intérpretes del Brasil (Rio Grande do Sul y otras regiones) y los reconocidos músicos chamameceros que han conducido nuestra música hacia el mundo , tales como Ramona Galarza, Raúl Barboza, Rudy y Nini Flores, Avelino Flores, “Chango” Spasiuk , Teresa Parodi, don Constante Aguer, por citar tan sólo a algunos , que recorrieron variados escenarios en diversos países europeos y del continente americano con reconocido éxito ,y al mismo tiempo, difundiendo el repertorio propio de esta vasta región litoral y del nordeste argentino.
Todo nos conduce a la afirmación que desde sus orígenes hasta nuestros días, este patrimonio poético – musical y coreográfico siempre fue, es y será una demostración cabal del sentir POPULAR que ama y construye su IDENTIDAD, evitando discusiones estériles, pues cada acto o hecho artístico es siempre una pregunta y una búsqueda afanosa sobre LA VERDAD .Y el pueblo nunca se equivoca en sus emociones trascendentes .

Y el CHAMAME posee la excelencia de su AUTENTICIDAD, que justamente se nutre en su VIGENCIA permanente y en su VITALIDAD creativa, como lo demuestra desde sus orígenes hasta hoy (2006) .Muchas de sus expresiones son , lógicamente, de un carácter TRADICIONAL que nos identifica de manera sostenida, aquí y en cualquier ámbito mundial. Otras expresiones, quizás, se hallan en proceso de revelar un nuevo concepto estético, en lo rítmico como en lo pertinente a ensambles instrumentales, pero sin perder su raigalidad chamamecera. Estamos seguros que serán los sonidos y temas chamameceros del siglo XXI.
Por ello siempre afirmamos que EL CHAMAME ES UN SENTIMIENTO QUE SE CANTA Y UNA EMOCION QUE SE BAILA CON EL ESPIRITU .
Como correntinos, litoraleños, del nordeste y de todos los cuatro rumbos cardinales de nuestro país y región del Mercosur, tenemos que reunir esfuerzos y propender a continuar con este tipo de FIESTAS, que en síntesis, promueven a la defensa y difusión cultural de esta rica y genuina expresión musical que nos RE-ENCUENTRA en la raíz de lo que somos . Eso nos ayudará para comprender que cuando dos o más CHAMAMECEROS de ley se unen, no se suman, se MULTIPLICAN.-

Texto del Profesor Enrique Piñyero Febrero del 2006. Corrientes.