Encuestas

¿Dónde disfruta más del Chamamé?
1- En los festivales
2- Con los amigos
3- En mi casa
4- Cuando estoy lejos de mi tierra
El Estado nacional incorporó en la lista oficial de cultos a los Mbya Guaraní
Jueves, 18 de agosto de 2011
El Estado nacional incorporó en la lista oficial de cultos a los Mbya Guaraní



El opyguá de 105 años, Pablo Villalba, recibió el comprobante otorgado por el Registro Nacional de Cultos. Se trata del primer reconocimiento hacia una religión de un pueblo originario en la Argentina.

El Gobierno incluyó en la lista oficial de religiones de nuestro país al culto que profesan los Mbya Guaraní, hecho que sucede por primera vez con un pueblo originario en la Argentina.

Este hecho inédito se dio gracias a la modificación, el año pasado, de una ley que regía desde el año 1978, la cual impedía reconocer a un culto indígena. El Registro Nacional de Cultos, dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, certificó que la organización denominada Consejo de Ancianos y Guías Espirituales de la Nación Mbya Guaraní, cumplió con los requisitos establecidos por la Ley 21.745 y su decreto reglamentario 2037/79 y le otorgó en consecuencia el correspondiente comprobante de inscripción, registrado con el número 3627.

La comunicación de la decisión del Gobierno nacional, aprobada durante la semana pasada por el director general del Registro Nacional de Cultos, José Cardoso, le fue entregada al máximo referente espiritual de los mbya guaraní, el opyguá de 105 años, Pablo Villalba, durante su visita el pasado jueves al Palacio San Martín de la Capital Federal, en donde funciona el Registro Nacional de Cultos.

El opyguá estuvo acompañado por el cacique máximo mbareté (de toda la fuerza, el combativo), Albino Flores de la aldea Pyajhú (pasarela nueva), ubicada a unos 45 kilómetros de Montecarlo. A ellos se sumaron representantes de Asuntos Guaraníes y los caciques Antonio Báez y Javier Villalba. Ayer, en la Dirección de Asuntos Guaraníes se autenticó el comprobante original y se confeccionaron copias para repartirlas a todas las comunidades.

El reconocimiento
El reconocimiento logrado por los mbya guaraní se reforzó en la última reunión mantenida entre los líderes de la Nación Guaraní en el Palacio San Martín con el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, el pasado 6 de diciembre de 2005. Hasta entonces ningún pueblo originario figuraba en el listado de cultos del país, producto de varios artículos de una ley de la dictadura que desde el 2004 la Secretaría de Cultos, tenía la decisión política de modificar.

Los mbya constituyen una de las etnias del tronco guaraní y alcanzan unas 5.000 personas, diseminadas en unas 80 aldeas en toda la provincia misionera. Aquel encuentro del año pasado se había concretado con la presencia de representantes de otros pueblos indígenas, como el mapuche, Jorge Nahuel; el diaguita, José Flores, y el titular de la Comisión de Juristas Indígenas de la República Argentina (Cjira), el kolla Eulogio Frites.

El secretario de la cartera de Culto, Oliveri, había asegurado que para el Gobierno "no hay cultos de primera y de segunda clase, sino mayorías y minorías. Nuestro ideal es tratar a todos por igual", dijo al manifestar que en el país hay libertad religiosa y que no "se discrimina" a ninguna creencia.

En tanto, el opyguá Pablo Villalba, que se repone de un cuadro alérgico, reiteró en la última visita a Capital Federal que se "trata de un momento histórico, porque significa abrir un camino distinto al diálogo y compartir un solo corazón y un solo pensamiento".

En el mes de septiembre de 2003, los habitantes ancestrales de la selva paranaense, habían presentado la solicitud de inscripción ante el Registro Nacional de Cultos, basados en el artículo quinto del convenio 169 de la OIT, que establece que "deberán reconocerse y protegerse los valores y prácticas sociales, culturales, religiosos y espirituales propios de dichos pueblos".
El convenio 169 de la OIT está ratificado por una ley del Congreso Argentino y ampara la reforma constitucional de 1994. En julio de 2003 el gobierno de Misiones dispuso por decreto el reconocimiento del Consejo de Ancianos y Guías Espirituales de este pueblo y en noviembre de ese año, con el voto unánime de los 34 diputados de la Cámara de Representantes, se aprobó el proyecto de enmienda presentado por las comunidades mbyá guaraníes para lograr la inclusión de los derechos del pueblo originario en la Constitución provincial.

Sin influencia misional
De acuerdo a investigaciones del antropólogo Miguel Angel Palermo, y de la doctora Teodora Zamudio, de la Universidad de Buenos Aires, del equipo de Docencia e Investigación de los pueblos indígenas, los mbya guaraníes no sufrieron influencia misional a lo largo del siglo XX, pese a los intentos de evangelización.
Sus concepciones religiosas permanecen todavía en forma íntegra. La aculturación religiosa se caracteriza por un muy relativo sincretismo, que no alcanza para alterar la estructura de un cosmos legitimado y garantizado por la persistencia de sus mitos culturales.

Sus principios fundamentales
-Hay un Dios Supremo que todo lo creó y todo lo gobierna -muchos lo llaman Tupá.
-Dios es puro espíritu siempre invisible.
-Dios es la causa de todo, así de lo bueno como de lo malo.
-Hay varios semidioses; no son puros espíritus; son los agentes justicieros, tienen poder sobrenatural, pero carecen de poder creador.
-El alma es inmortal.
-El espíritu de los difuntos permanece cierto tiempo en su anterior morada, durante el cual tiene las mismas necesidades que en esta vida y tiene gran poder sobre los vivos.
-Cada uno de los seres vivientes está bajo el amparo de un genio protector especial.

Fuente: diario el territorio –2006



Datos de contacto

www.corrienteschamame.com
San Lorenzo 1788
3400 Corrientes,
(+54) 0379 4425938 / 0379-154803722

corrienteschamame@gmail.com