Encuestas

¿Dónde disfruta más del Chamamé?
1- En los festivales
2- Con los amigos
3- En mi casa
4- Cuando estoy lejos de mi tierra
LUTO CHAMAMECERO
Viernes, 06 de marzo de 2020
Murió el acordeonista Dominguito Espinoza
En las últimas horas trascendió la noticia del fallecimiento del músico. Fue un gran acordeonista que dedicó su vida a la música que identifica a la provincia de Corrientes.


El apego de Dominguito al acordeón la recibió de su padre Gregorio Espinoza, correntino de Concepción, que se radicó en Buenos Aires, en la localidad de Jose C Paz. De pequeño fue atacado de meningitis, privándolo de caminar hasta los 4 años. En los ensayos de su padre tomaba una tablita para imitarlo. Ante este hecho su padre le regala una Hohner(verdulera) que a los cinco años ya dominaba con destreza, llamando la atención en el desarrollo y armonía de los bajos a cargo de mano izquierda. A los 11 años se constituye como revelación del ámbito chamamecero recibiendo el apadrinazgo de Fito Ledesma, que lo alienta a seguir por el camino musiquero, recibiendo el mote de “El ángel del acordeón”.



A la edad de 14 años con su acordeón de tres hileras de color celeste de la firma Anconetani, entra a grabar para el sello Vedette. Allí registró tres Lp, con los títulos “Domnguito Espinoza”, “El Angel del Acordeón” y “Para Mi Gente de Ley”. Allí comparte sesiones de grabaciones con María Elena Espinosa y Eduardo Maidana con el contrabajo Juan Barría. Son recordadas sus actuaciones en las pistas “Estrellas del Litoral” y “Fortin del Litoral”.Después de un breve paréntesis con la música, a los 18 años es invitado a grabar “Aromas de Guadalupe”, por el cantautor rosarino Jorge Fandermole. Allí lo descubre un directIvo y en diciembre de 1983 accede a grabar su primer Lp para la EMI.

Para el sello EMI accede a grabar cuatro Lp titulados “El Cachorro del Chamame” “Nº 2”, “Bien Auténtico”, “El Nuevo Cuarteto del Litoral”. En 1987 graba “Mandiyú de Mi Corrientes” en un cassette que fue publicado cuando Madiyú ascendió a primera división del fútbol argentino. Durante este intervalo recibe la colaboración de las guitarras y voces de Héctor “Papi”Ayala, Ernesto “Morocho” Gómez y Elena Espinoza, Carlos Maidana y Jorge Coronel, Jose Ramírez,Los Hermanos Vásquez, en acordeón a Raúl Barboza, y en bandoneón a figuras como Lidio Reyes y Ramón Peralta. En este lapso cambia su acordeón celeste de tres hileras por una roja un poco más grande, también Anconetani.



Prosigue con su derrotero grabando para el sello San Miguel los discos “A Mi Flor Morena” y “Con Alma Chamamecera” junto a sus compañeros Horacio Maidana, Omar Sandoval y Carlos Salinas en voces y guitarras junto al bandoneonista goyano Ramon Sosa. A partir de 1995 Dominguito Espinoza revista junto a Sosa para el conjunto de Los Chaqueñisimos Cardozo registrando los trabajos “10 años de Los Chaqueñisimos Cardozo”, “Permiso Señores Somos…” “Canto de Amor y Fe”, “El Chaco Canta al País” y “El Conjunto del Nuevo Milenio”.

Después de este tiempo se aleja de los escenarios chamameceros, lo cual vuelve esporádicamente para algunos eventos como el Día Nacional del Chamame en el Teatro Vera en 2014, Fiesta Nacional del Chamame en las ediciones de los años 2013, 2014, y 2015.Una de las últimas grabaciones de estudio que pudo realizar fue en 2014 para el conjunto de “Los Hijos De Los Barrios” en el disco “Con Amigos” allí registra “Moviendo Los Dedos” en dúo de acordeones junto a Santiago Ávalos, realizando una magistral interpretación.

Admirador de figuras como Tránsito Cocomarola, Ernesto Montiel,Raúl Barboza, Isaco Abitbol y Fito Ledesma supo registrar en el chamame un estilo de ejecutar el acordeón. Autor de piezas como “Gaucho Modesto”, “Para Mi Gente de Ley”, “Compadrón Por Demás”, “Bailando En Mi Pago”, “Nací en Itá-Pucú”, “Buen Pial”, “Repiqueteando Las Tres Hileras” y su obra emblemática “Moviendo Los Dedos” entre otros.



Dominguito Espinoza nació en Jose C. Paz, en la provincia de Buenos Aires el 9 de septiembre de 1965. Se radicó en la localidad correntina de Saladas a partir del 2005. Allí en la paz de su hogar recibía a admiradores, colegas y también alumnos del instrumento que querían conocerlo.

En las últimas horas se produjo su deceso a la edad de 54 años. Sus restos son velados en Cochería La Concordía, en la localidad de Saladas, Corrientes.