Encuestas

¿Dónde disfruta más del Chamamé?
1- En los festivales
2- Con los amigos
3- En mi casa
4- Cuando estoy lejos de mi tierra
LAS HERMANAS VERA EN LA FERIA DEL LIBRO
Martes, 16 de julio de 2019
Se presentó el libro que plasma 50 años de carrera artística de Rafa y Boni Vera
Como uno de los atractivos principales y de gran expectativa en la cuarta jornada de la 9ª feria Provincial del Libro “En Colectivo” se concretó este lunes la presentación del libro “Las Hermanas Vera, Memoria y Recuerdos” de Ediciones Moglia al cumplirse cincuenta años de carrera artística y que contó con la presencia de Rafaela y Bonifacia Vera.

Acompañaron a las cantautoras chamameceras los autores del citado material bibliográfico Pedro Zubieta y Carlos Lezcano quienes estuvieron a cargo de la presentación.

Ambos autores pusieron a disposición de este proyecto todo su talento, su responsabilidad y su indiscutible compromiso con nuestra historia y nuestra cultura, su pasión por lo nuestro y la admiración por estas reconocidas artistas.

Pedro “Topo” Zubieta las presentó como “Correntinas, cantoras, paisanas bautizadas bajo el designio de su santo ara San Rafael Arcángel y San Bonifacio Creditón. En la inocencia de la niñez que transcurrió entre arreos de lecheras, de vender a viva voz chipá y pasteles por las arenosas calles sin tiempo de Caá Catí y las primeras canciones entonadas en las aulas de la escuela primaria hay que buscar el punto de partida de la extraordinaria carrera artística de las hermanitas Vera porque en estas cinco décadas le pusieron alma y coraje a tener que dejar el calor del hogar para cumplir con su público en largas giras, esposas y madres sin abandonar el sueño de ser cantoras, a disfrutar de las luminarias de grandes escenarios pero también a padecer el maltrato de un medio artístico donde las mujeres eran minoría y debían luchar el doble para ganarse un espacio, con todo ese bagaje que las fue templando como artistas, su carrera siempre fue ascendente, jalonando peldaño a peldaño desde aquél primer escenario colmado en una fiesta patronal pueblera hasta la primer actuación en Buenos Aires, desde aquel primer teatro porteño poco acostumbrado a escuchar chamamé hasta compartir escenario con grandes figuras de la música popular argentina. Y como todo correntino haiteva, hoy a 50 años de haber recibido su primer ovación, con una discografía para grandes sellos que ronda una treintena de registros, habiendo paseado su arte por toda la geografía argentina y giras internacionales siguen siendo figuras convocantes en programas de radio y televisión, siguen siendo las Hermanitas Vera, aquellas guaynas sencillas que te hablan en su inconfundible idioma, más allá que lo hagan en jopará, en guaraní o en castellano, el idioma del correntino auténtico, sin dobleces, sin nada que esconder y con todo para ofrecer, como lo hicieron, lo hacen y lo seguirán haciendo Boni y Rafa arriba y abajo de los escenarios”.

A su turno el periodista Carlos Lezcano se refirió al libro que “tiene dos partes -dijo-una parte con una enorme recopilación de datos que por primera vez están ordenados de modo cronológico y cuyo valor enorme se debe al testimonio que deja de estos 50 años de carrera, cuenta con muchas fuentes documentales, hay fotografías y contratos; relatos orales y testimonios de primera mano”.

“Y otra parte sostiene por qué son valiosas las Vera, porque estudiamos y repasamos su vida y actuación y es porque ellas son únicas, un eslabón imprescindible en esta cadena de la historia del chamamé porque crecieron en un pueblo aislado del mundo, no tuvieron maestros ni escuelas de música, crecieron escuchando radio y admiraban a Ramona Galarza”.

Resaltó que su característica era “lo genuino, la representación de un dúo correntino haiteva y por qué nos gusta, porque nos representan, ellas nos dicen algo que somos nosotros por eso cuando actúan producen esa magia que solo los grandes artistas como son ellas, diciendo algo común, un lenguaje propio y entendieron algo fundamental que la identidad es algo profundamente arraigado pero también móvil y como ejemplo de ello, en la primera fiesta nacional del chamamé en el año 1985 presentaron un disco con un formato que salía del canon tradicional (dos guitarras, dos fuelles, dúo de voces) y su propuesta fue un conjunto que tenía un cello, dos violines, un acordeón, un bandoneón, dos guitarras y un dúo de voces, realmente novedoso para el género”.

Luego señaló “otro momento fundamental de su carrera se produce cuando por recomendación de Julio Trainor y Teresa Parodi se trasladaron a Buenos Aires y transitaron otros escenarios descubriendo otros géneros y una apertura amplia destacándose por lo genuinas, no se parecen a nadie, esta forma de ser es lo que la hacen grandes artistas”.

AUTORES

Juan Pedro Zubieta

Nació en Corrientes, es acordeonista aficionado, miembro consulto de la Academia Nacional del Folclore, miembro de la Junta de Historia de Corrientes y miembro fundador d ASIAR (Asociación de Sellos Independientes Argentinos); publicó artículos relacionados con el chamamé en diferentes diarios.

Carlos Lezcano

Es pe­rio­dis­ta, ex­sub­se­cre­ta­rio de Cul­tu­ra de la Pro­vin­cia de Co­rrien­tes, ges­tor cul­tu­ral. Ac­tual­men­te con­du­ce el pro­gra­ma en ra­dio UN­NE lla­ma­do “To­dos los vien­tos” y es co­lum­nis­ta de me­dios grá­fi­cos.