Encuestas

¿Dónde disfruta más del Chamamé?
1- En los festivales
2- Con los amigos
3- En mi casa
4- Cuando estoy lejos de mi tierra
Infusión
Lunes, 30 de noviembre de 2015
Hoy es el Día Nacional del Mate, símbolo de la cultura nacional
En el país se consumen unos 256 millones de kilos de yerba al año. Destacan sus propiedades antioxidantes y energizantes, pero recomiendan ingerirlo con moderación.

Para algunos, es el compañero indiscutible de momentos que, entre cebada y cebada, transcurren con un sabor distinto siempre y cuando la pava esté lista y la ronda dispuesta a disfrutar de su sabor.

Otros incluso, lo han priorizado entre sus hábitos por encima de cualquier otra infusión, mientras que sus cualidades beneficiosas para la salud han motivado a muchos a tenerlo siempre a mano. Lo cierto es que el mate, símbolo de la cultura argentina, parece no faltar en casi ningún hogar y es de hecho, la infusión más ingerida en el país, por encima del café y diferentes variedades de té.

De acuerdo a los datos del Instituto Nacional de la Yerba Mate, los argentinos consumen alrededor de 256 millones de kilos de yerba mate al año. Esto equivale en términos aproximados a unos 6,4 kilos por persona, estando presente en el 90% de los hogares.

Justamente por eso, desde enero pasado, comenzó a regir la ley nacional que fijó el 30 de noviembre como el Día Nacional del Mate. La fecha, que se celebra hoy, quedó fijada en conmemoración del nacimiento de Andrés Guacurarí y Artigas, también conocido como "Andresito", el primer gobernador de origen indígena en la historia nacional.

Además de ser considerada como un símbolo que fomenta valores como la solidaridad y la integración entre las personas, la tradicional infusión -según el organismo nacional- conlleva a algunos beneficios para la salud debido a sus propiedades antioxidantes y energizantes.

"Su consumo, bajo la forma de mate tradicional, aporta al organismo gran cantidad de polifenoles, vitaminas, potasio, magnesio y xantinas. Los polifenoles actúan como un poderoso antioxidante, que ayuda a aumentar las defensas y a disminuir el envejecimiento celular", destacaron especialistas del instituto.

Otros beneficios ligados al cuidado del organismo tienen que ver con la presencia de vitamina B existente en la yerba, componente que colabora a aprovechar mejor la energía de los alimentos ingeridos. A ésta se suman el magnesio, el potasio, (sustancias indispensables para el correcto funcionamiento del corazón) y las xantinas, como la cafeína y la teobromina (que estimulan el sistema nervioso central, apuntalando el esfuerzo físico e intelectual).

En ese sentido, el especialista en obesidad, Roberto González Panchez, explicó a Los Andes que como todos los productos que son ingeridos, el mate puede tener efectos que pueden ser beneficiosos o perjudiciales según cada organismo. Sin duda -aclaró- tiene efectos estimulantes sobre la salud porque aumenta la vasocontricción y la frecuencia cardíaca.

"Pero si se lo compara con el café o el té, el mate tiene menos sustancias activas que generan este efecto", aclaró y detalló que en su especialidad no recomienda la infusión como un tratamiento adelgazante o saciador. "Si se va a tomar mate, lo ideal es que no sea en abundancia y que no lleve agregados como el azúcar o los edulcorantes", recomendó.

El hábito de tomar mate fue heredado de los guaraníes, quienes utilizaban las hojas de la planta de yerba mate como bebida. Pero además, esta planta fue objeto de rituales e incluso fue utilizada como moneda de cambio con otras comunidades originarias, como los incas y charrúas. El término Caá en lengua guaraní significa yerba, pero también planta y selva.

Posteriormente, su consumo fue adoptado por los conquistadores quienes comenzaron a traficar el producto hacia los territorios ocupados por el Virreinato del Río de la Plata.