Encuestas

¿Que te pareció la Postulación del Chamamé en la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad?
1- Excelente
2- No estoy de acuerdo
3- No sabía
Chamán del Corazón
Miércoles, 08 de febrero de 2012
Chamán del Corazón


 

La palabra vuelve al centro de la escena, esta vez a través del pensamiento del Paí Julián Zini que nos transmite sus bendición para la Fiesta del Auténtico Chamame de Mburucuya. Salud.

 

1.- ¡Pueblo chamamecero, buenas noches! - ¡Mi pasionaria en flor, Mburucuyá:

Dios bendiga tu fiesta que es la Fiesta - de nuestra Identidad!

 

2.- Hoy también en el cielo, que es una eterna fiesta, - se recuerda y celebra un año más

de don Eustaquio Miño, el Musiquero… - Por eso, me permito preguntar:

 

3.- ¿Qué pasa cuando nace un Musiquero? - ¿A quién le avisa Dios?

¿Quién tiene la primicia, quién se entera primero? - Es en vano, esas cosas, sólo las sabe Dios.

 

4.- Pero yo pienso y digo que hay un Viento, - que es un Viento Mayor…

que es el Viento inventor de la Alegría, - el Espíritu Santo que sopla en tu interior…

 

5.-Y se me ocurre y digo por mi cuenta, - que ese Viento que es Dios,

elije cada tanto un niño o una niña, - en su infinito y sabio amor…

 

6.- para habitar en ellos y, muy humildemente, - con su oficio de artistas, alegrar

la vida de su pueblo, nuestra vida, - que duele y cansa, y se entristece, angá!

 

7.- Y yo estoy convencido, yo creo que ese Viento, - en la boca te obliga a ser cantor,

en los pies, bailarín, y entre tus manos, - musiquero, chamán del corazón…

 

8.- Por eso, el Musiquero, cumple y tiene - la tarea impagable de animar

cumpleaños, bautismos y casorios, - y, de asado en asado, bendecir la amistad…

 

9.- ¿Qué tiene esa persona, qué poderes, - que en el patio de un rancho o en un salón,

nos agarra en un puño y nos gobierna… - ¡es una brujería o bendición?

 

10.- Decían las abuelas, sabiamente, - que se puede ayudar,

poniéndole al nacer, a esa criatura, - la energía del rito que se hace ante el altar…

 

11.- Decían, en su idioma, que servía - el rito de sahumar la desnudez

del inocente, quemándole con rezo - cuero de yacaré…

 

12.- poniéndole en su almohada para el genio - el nido que ha dejado el colibrí,

juntito con la pluma poderosa - de algún cabureí…

 

13.- ¡Cómo no resultar entonces “especial”! - Sin él no hay fiesta: no nos puede fallar,

y es que él tiene la llave milagrosa - de nuestra intimidad…

 

14.- El sabe refrescarnos la Memoria - trayendo desde antiguo, como cuidándolo,

un Avío del Alma, patrimonio querido, - que siempre se llamó “Ñande-rekó”:

 

 

15.- Antiguas Normas para honrar la Vida: - leyes del Buen Vivir…

cómo tratar la tierra, la planta, el animal… - y la sabiduría de saber convivir…

 

16.- Y es que el Chamamecero en su silencio - va rumiando y prepara un Chamamé

que al soltarlo nos riega por adentro, y brotan - olvidadas costumbres y algún viejo saber…

 

17.- Es entonces, la gente se reviste - de música, de fiesta y de emoción…

y se le da por compartir la mesa, - ¡que nadie quede solo! Y es una obligación

 

18.- celebrar lo que somos y tenemos, - abrazarnos, cantar, bailar, gritar…

¡Lástima grande que por mucho tiempo - esto mismo se vio, pero se entendió mal…

 

19.- Y se llamó “guarango”, y “guarangada”… - porque hubo gente, que todavía hay,

que por creerse más, así menospreciaban - todo un modo de ser, sí, de ser y estar…

 

20.- Todo un modo de ver y de expresarnos; - de hablar, rezar, mirar y comparar…

Todo un modo de hacer, propio y antiguo, - lo que en otras palabras se llama Identidad…

 

21.- Si eso es lo que hace el Musiquero, - que nos hinca en el alma con su tono mayor,

y le abre cancha a nuestro Grito - allá en el fondo mismo de nuestro propio yo….

 

22.- Cómo no agradecerle, - y cómo no pensar,

con honda gratitud, un homenaje - a tantos Musiqueros de verdad:

 

23.- Sanadores del alma de su pueblo, - Señores de la fiesta popular,

concretamente EUSTAQUIO, el Gran Eustaquio Miño, - pilar con otros de este Nuestro Festival.

 

24.- Si tanto bien hicieron, si tanto han ayudado, - cómo no darles su lugar

Aquí y ahora, en el altar de la Memoria, - por siempre, aquí, en Su Festival.

 

25.- ¡Descansa en paz, Eustaquio, - y brille para vos

y para todos nuestros Musiqueros Difuntos, - la Alegría sin fin, en la Gloria, allí, juntito a Dios!!!