Encuestas

¿Dónde disfruta más del Chamamé?
1- En los festivales
2- Con los amigos
3- En mi casa
4- Cuando estoy lejos de mi tierra
Herminio Giménez
Lunes, 19 de octubre de 2009
Herminio Giménez


El maestro Herminio Giménez, nació en el pueblo de Caballero -Paraguay, el 20 de febrero de 1905 y falleció en Asunción, después de las 23:30 horas del día 5, pero siempre se ha dicho que fue el 6 de julio de 1991. El maestro Herminio Giménez, nació en el pueblo de Caballero -Paraguay, el 20 de febrero de 1905 y falleció en Corrientes, después de las 23:30 horas del día 5, pero siempre se ha dicho que fue el 6 de julio de 1991.

A la edad de 11 años ya integraba la Banda de música del Paraguari, y dos años más tarde fue contratado por la Banda de la Ciudad de Asunción. Allí, a temprana edad, comenzó su extraordinaria carrera con la aún exitosa polca Jasy Morotí, en 1918. La excelencia de sus creaciones hizo posible que el magnífico fulgor de su música fuera cobrando vuelo hasta convertirse en uno de los grandes compositores latinoamericanos.
Fue el primero en grabar en discos la música paraguaya, en Buenos Aires, 1927. Durante la guerra entre Paraguay y Bolivia, 1932-1934, se lo designó Director General de Música del ejército en campaña, siendo galardonado con una condecoración. Terminada la contienda guerrera, tuvo que soportar más de 40 años de exilio, sin perder su identidad cultural, y difundió por todo el mundo la música nativa.
Gracias a su extraordinaria memoria, pudimos hacer un listado de sus numerosas composiciones para un libro que preparaba el escritor paraguayo José Fernando Talavera, en 1987.
Parte de sus obra se abren en un arcoires que abarca Polcas y Galopas, Guaranias, Música para películas, Marchas, Canción de cuna, Valses, Chamamé y rasguido doble; “Añorando a matto Grosso”, “Al Papa Wojtyla”, “Ruperto Bravo”, “Feliz Cuarto Centenario, Corrientes”, “Sapukái en las Malvinas”, “Puente General Belgrano”
Talentoso y genial creador musical, que ha dejado una obra incalculable valor, hecha con intenso trabajo y maestría, con gran sensibilidad y arte; con vehemente pasión y excelencia. Herminio Giménez, seguirá viviendo por siempre en su legado inmortal, la música.

Por Girala Yampey
Recuerdo del natalicio de Herminio Giménez, febrero del 2005.