Encuestas

¿Dónde disfruta más del Chamamé?
1- En los festivales
2- Con los amigos
3- En mi casa
4- Cuando estoy lejos de mi tierra
Música y letra de Joselo Schuap
Musiquero de las sombras

Musiquero de las sombras,
del calor y la picada,
viejo fuelle amarillento,
lleno de magia y nostalgia,
hombre pobre de la vida,
dura y larga tu esperanza,
de un amanecer de fuego,
de la tierra colorada.

Vas volviendo trasnochado, el domingo a la mañana,
pedaleando en la ribada, después de animar la farra
con la vieja verdulera, acomodada en la espalda,
como cargando tu vida, que por momentos te aplasta.

(Estribillo)
Y allá te esperan tus crios,
que al verte llegar se alarman,
por lo tarde qije volviste, de tu larga musiqueada,
y tu mujer que te mira sin decir una palabra,
tragándose un rezongón,
porque te quiere y te aguanta.
Y tocaste para todos, los que pidieron la fiesta,
reanimando comensales con el baile de tu orquesta,
para volver a tu rancho medio caú y ya sin fuerzas,
con el bolsillo vacío, lleno de aplauso y promesas.

No te vayas al silencio, no nos dejes sin tu orquesta,
pues tu vida aguanta toda la cultura de mi tierra,
sin pelear por festivales, ni codearte con la prensa,
sos la base que hace falta, sos el alma de la fiesta.

Que Dios te devuelva el doble, por tu don y tu inocencia,
multiplicando los panes para esta dieta de ausencias.
Sos un puntal musiquero, sin cartel que te recuerda;
¡Qué triste seria el pago sin tu feliz existencia!

Musiquero de las sombras, del calor y la picada,
viejo fuelle amarillento, lleno de magia y nostalgia.
Hombre pobre de la vida, dura y larga tu esperanza,
de un amanecer de fuego de la tierra colorada.
Sos la base que pace falta sos el alma de la fiesta.
¡Que triste sería el pago, sin tu feliz existencia!