Encuestas

¿Que te pareció la Postulación del Chamamé en la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad?
1- Excelente
2- No estoy de acuerdo
3- No sabía
Culturales
Viernes, 01 de diciembre de 2017
El Chamamé colgó la corona y elimina la figura de la Reina

Desde la organización buscan una “vuelta de tuerca” al tema de la representación y establecer una imagen con una fuerte identidad chamamecera. Al a par pretenden no “cosificar a la mujer” y para ellos eliminan condiciones que se ajusten a la belleza. “Nunca se buscó en esta elección la belleza, sino el conocimiento cultural”, explicaron.
Por Martín Romero
De la redacción de época
La era de los reinados en la Fiesta Nacional del Chamamé llegó a su fin tras la decisión por parte de la organización (acertada para muchos referentes del género) de eliminar la figura de Reina Nacional y buscar una imagen más representativa al género. Con esto busca erradicar la imagen de “belleza” en la mujer, y buscar una denominación más genuina a la idiosincrasia chamamecera.





En los últimos años la figura de Reina Nacional del Chamamé generó discusiones en el ambiente chamamecero y fuera de ella también, principalmente desde sectores y movimientos de reivindicación de la mujer. Pero más allá del concepto de “cosificación de las mujeres”, desde el aspecto identitario siempre hizo ruido ver a una “guaina” en alpargatas y con corona. Y aunque la expresión chamamecera nada tenga que ver con piedras preciosas y strass, como también nadie puede explicar el binomio conceptual de Reina-Jeroky Yara (dueño del baile en guaraní), desde el Instituto de Cultura de la provincia busca unificar criterios con representaciones auténticas y genuinas al género. Por supuesto esto trajo opiniones encontradas.

“La intención es brindarle un significado más amplio al rol que se pretendía dar a la Reina Nacional del Chamamé. Se va a resignar las condiciones que tenía la elección de la reina, como por ejemplo la edad (las candidatas debían tener menos de 25 años) y que los elegidos representen la identidad del chamamé con autenticidad”, expresó a época Gabriel Romero, presidente de Cultura. En este contexto el funcionario agregó que “si bien esta elección nunca buscó la figura de belleza en las candidatas sino el conocimiento cultural y el talento en la expresión artística, principalmente la danza, nuestra idea es eliminar por completo todo lo que vincule a la cosificación de la mujer”, explicó.

La propuesta será trabajar con los 25 departamentos del interior provincial, que cada uno proponga a sus representantes y elegir a quienes más conocimientos de la cultura chamamecera tengan. “Con esto vamos a quitar los moldes de la tradicional elección, es decir que podrán participar quienes deseen sin importar la edad. Queremos representantes que sea reconocidos por la sociedad como por ejemplo los jerokys Elsa y Alfredo o como sucedió con los incansables del Chamamé (en referencia a la recientemente fallecida Margarita Billordo y su pareja Antonio Muñoz)”, explicó Romero.

Por último, el funcionario de cultura agregó que “puntualmente buscaremos parejas de baile, que tengan conocimientos pero que sean elegidos por su pasión por el chamamé y su vínculo con él”.

De esta manera, a la par, intentarán también reivindicar a la figura de la Pareja Nacional del Chamamé, elegida recientemente por Virginia Ramírez y Julián Naessens, quienes fueron distinguidos además en los premios época “Arte y Cultura 2017”.

En este contexto, Virginia Ramírez en diálogo con época refirió que “no me parece que esté mal el rol que cumplía la Reina Nacional del Chamamé, que representaba con un aspecto más formal y con cierto glamur y belleza a la Fiesta Nacional. Eso nos ayudó a difundir nuestro género por todo el país. Creo sí que debería haber un trabajo más en conjunto con la pareja nacional y consolidar una figura representativa en la música”, dijo.

Por su parte, el profesor de danzas Cayo Fernández y ex Yeroky Yara expresó que “para mí está bien que se elimine el reinado y que se reivindique a la Pareja nacional que son los representantes elegidos entre sedes de todo el país, más de 100 parejas en un certamen riguroso, con jurados competentes que tienen conocimiento en la danza y no que surja de una elección de 10 candidatas”, dijo.

De esta manera se elimina una elección que fue polémica, no solo por la idea de “violencia hacia la mujer”, sino además por el concepto de “reinado” ajeno a la cultura chamamecera y sobre todo porque no se definió nunca le rol que se lo otorgaba a las elegidas. Será una buena oportunidad para replantear qué función se asignará a los futuros representantes.

******************************

Florencia de Pompert “Lo importantes es lugar que se le da a la mujer tenga o no corona”

En la jerga de este tipo de elecciones de bellezas se dice que “una reina, lo es para toda la vida”, y así lo siente Florencia de Pompert, una de las chamameceras más representativas del género más aún luego de su Reinado Nacional en 2015. Junto a Cayo Fernández, fueron una de las parejas que mejor representó al chamamé.



Sobre la eliminación de la figura de reina De Pompert consideró que es innecesario. “Nunca me sentí cosificada, al contrario siempre me trataron con mucho respeto y se destacó aún más el rol de la mujer en el chamamé”, explicó la cantante.

En este contexto agregó que si bien no le gusta las comparaciones, “en otros reinados por ahí si aparece la figura de la mujer ligada a la belleza o a la exhibición de su cuerpo. En el caso del Reinado del Chamamé nunca ocurrió eso, la elección se realiza específicamente por el conocimiento, se utiliza vestimenta tradicional, como los vestidos largos y se difunde y promociona al chamamé, tanto en la danza como en la música y los valores culturales”, explicó.

A la par explicó que “podría quitarse el nombre de reina, pero creo que no cambiaría en nada. Si veo que en verdad cambiaría la cosificación de la mujer, entonces estaría de acuerdo. Lo importante es el significado que se le da a la mujer tenga o no tenga corona”.

Por último manifestó que “si lo ven relevante, respeto la decisión de eliminarlo pero no creo que cambie en nada”, dijo y agragó; “Es una figura que representa nuestra idiosincrasia, yo sentí un honor inmenso haber sido reina y sirvió para difundir a nuestro chamamé. Si la eliminación es en post de que se vea a la mujer desde otro lugar de reivindicación y de respeto acompaño, pero pido que no se pierda el lugar que se ganó (la representación de la reina del chamamé) y que costó mucho lograrlo”, dijo Florencia de Pompert.