Encuestas

¿Que te pareció la Postulación del Chamamé en la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad?
1- Excelente
2- No estoy de acuerdo
3- No sabía
El chamamé de luto
Martes, 27 de junio de 2017
Falleció Margarita, una “incansable del chamamé”
María Margarita Billordo tenía 77 años y durante más de treinta años fue pareja de baile de Antonio Muñoz, conocidos como "Los Incansables del Chamamé". Hoy la comunidad chamamecera despide a Margarita de la vida terrenal, pero seguirá danzando con su compañero desde alguna estrella.


Las fiestas chamameceras de Corrientes ya no volverán a ser las mismas. En la pista de la bailanta faltará Margarita, la dama de “Los Incansables del Chamamé” junto a Antonio Muñoz, esa pareja que se abrazaba y se dejaba llevar por los acordes de la música del Taragüí.

María Margarita Billordo tenía 77 años y falleció este martes, en horas de la siesta. Hacía varios días que permanecía internada con problemas respiratorios y el cuadro se agravó en las últimas horas. La comunidad correntina recibió la noticia con sorpresa ya que Margarita transmitía energía y muchas ganas de vivir.


En varias oportunidades, Antonio y Margarita contaron que se conocieron hace casi cuarenta años, cuando el hombre tenía 18 y estaba haciendo el servicio militar. Un fin de semana tuvo libre y fue a la bailanta del pueblo donde conoció a Margarita, 16 años mayor que él pero no hubo tiempo ni distancia para ese amor a primera vista. Esa noche compartieron el primer baile y ya no se separaron más.

El nombre de “Los Incansables del Chamamé” era justo para ellos ya que no hubo fiesta, bailanta o festival que se les resistiera. Con los años se transformaron en uno de los íconos indiscutidos de la cultura, tanto que participaron de presentaciones en diversos puntos del país y también de países vecinos, llevando la danza a cada lugar donde suene un chamamé. Un símbolo de lo que construyeron con cada uno de sus bailes es el mural que está en la Capital correntina sobre calle Tucumán y que se puede apreciar en la foto que ilustra esta nota.

Hoy el cielo está gris, Corrientes está triste. Margarita dejó de brillar en este mundo para seguir bailando en la eternidad. Sus restos serán velados en su casa del barrio Plácido Martínez (Manzana E Casa 6), entre Chacabuco y Quintana.

-